Blogia
El Blog que te da toda la información para que tu decidas ...

«Sanidad te deriva a Santander, pero el gasto en alojamiento lo pagas tú»

20140313075807-13.espera.jpg

Familiares de pacientes operados fuera se quejan de que el Sespa tarda hasta un año en abonar las dietas de desplazamiento, cuyo tope está en 20 euros al día 

 El Comercio. 13.03.14 - 00:26 - LAURA FONSECA | GIJÓN.

Diez meses para un ’bypass’ coronario. Es lo que aguardó el marido de Marina Torre, un langreano de 72 años que, a principios de 2013, entró en lista de espera en el HUCA. «Y eso que lo acabaron derivando al hospital de Santander» (Marqués de Valdecilla) «para que todo fuera más rápido», advierte esta mujer que prefiere no revelar los datos de su esposo. «Tu ponme a mí, que él tiene que seguir yendo a la residencia y no quiere tener más problemas», plantea.

Los trastornos de corazón de este paciente comenzaron en noviembre de 2012, en plena huelga médica. Tuvieron que practicarle una coronografía y no fue hasta entrado enero cuando le confirmaron que debía someterse a un ’bypass’. Entró entonces en lista de espera. «A últimos de agosto», cuando habían pasado ocho meses, «nos llamaron del Sespa para proponernos ir a Santander». Marina -que, debido a su edad, «tampoco estoy como para tirar voladores»- se lo tuvo que pensar. «Nosotros no tenemos hijos y a mí se me hacía cuesta arriba ir sola a Santander». Así y todo, dijo que sí. «Lo primero era la salud de mi marido». Su hermano la animó a dar el paso y la acompañó en sus días en la comunidad cántabra. Allí tuvo que buscar un apartamento donde alojarse y por el que abonó 500 euros por diez días de alquiler, tiempo durante el cual su marido permaneció ingresado recuperándose de la operación de ’bypass’, que se le practicó a finales de octubre.

Marina -que en estos últimos días ha conocido a través de EL COMERCIO las historias contadas por otros pacientes en situación similar, como el caso del gijonés José Antonio Fra- asegura que «cuando te derivan a Santander no te advierten de que los gastos de alojamiento los tienes que pagar tú». El Sespa suele abonar dietas a los familiares de pacientes tratados fuera de la región, pero el monto de la misma tiene un techo de 20 euros diarios y el pago se retrasa por lo menos un año, le han indicado en el propio Servicio de Salud.

Pero Marina Torre no se queja tanto por haber tenido que ir a Santander y adelantar el dinero del alojamiento sino por el hecho de que «una vez de vuelta no hemos conseguido que le viera aquí, en Oviedo, un cardiólogo. Nos dicen que el hospital está saturado y que los médicos, como son pocos, no dan abasto con tantos pacientes. Desde que le hicieron el ’bypass’ hemos tenido que venir tres veces por urgencias. Una vez se llegó a desmayar», relata. Gracias a su perseverancia, Marina ha conseguido una cita en Cardiología. Es para el próximo junio. Aún quedan 4 meses.

Dos años de espera para controlar un tumor benigno «que me deberían mirar cada 6 meses»

Foto: Verónica Felet, con su cita en el Hospital de Cabueñes para mayo de 2015. :: JUAN CARLOS ROMÁN

El Comercio. 13.03.14 - 00:25 - L. FONSECA | GIJÓN.

A Verónica Felet, de 36 años, le detectaron un bulto en el pecho derecho en 2011. Confiesa que se asustó, pero tras una ecografía y una biopsia en el Hospital de Cabueñes llegó un diagnóstico mucho más tranquilizador: era un tumor benigno. El susto pasó, pero Verónica sabe que no puede bajar la guardia. «Me han dicho que se puede convertir en maligno, por lo que lo tengo que controlarlo cada seis meses». Al principio «todo fue bien. En Cabueñes me citaban cada siete u ocho meses para una ecografía». Así, hasta hace un año cuando empezaron los problemas. En abril de 2013 fue a Ginecología, en el antiguo ambulatorio de Pumarín, en Gijón, y allí «el médico solicitó otra prueba para mayo». Pero llegó el mes de noviembre, «y como aún no me habían llamado para la ecografía fui hasta el hospital», donde acabó presentando una reclamación. Cabueñes respondió a su carta. Lo hizo un mes después, el 5 de diciembre, indicando que el suyo era «un caso normal» y que el servicio de Radiología la llamaría «en el tiempo más corto posible, dentro de nuestras posibilidades». El hospital acaba de enviarle su próxima cita: 22 de mayo de 2015. «Acabaré esperando dos años por un control que debería hacerme cada seis meses. Y eso que estamos hablando de un tumor benigno. Luego se les llena la boca hablando de prevención, pero si al final esto deriva en un cáncer maligno, ¿a quién reclamo?, ¿quién se hace responsable?», pregunta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres